ayyapan

 

…Realicé un mapa de los puntos energéticos de nuestro planeta. Valió la pena, todos somos energía y fluye en todas partes. Sin embargo, hay sitios donde lo hace de manera concentrada. En aquel momento me propuse la misión de visitarlos. Planeé doce años en los que cada uno de ellos debía ser mi morada. Pasados los plazos debía irme sin despedidas, siguiendo el itinerario trazado. Así lo hice…



Mi mascota ha sido el testigo de los relatos, y eso nada tiene de raro. Se sabe que los animales que conviven con humanos son atravesados por la cultura. Él ha sido mi compañero de viaje, y hoy lo es también, durante mi regreso. Ayyapam me fue dado en adopción por un científico dedicado a la manipulación genética. Su padre lo creó y luego él, continuó realizando experimentos para prolongar su existencia. Más tarde, arrepentido de su labor,
tuvo un rapto místico que lo llevó por el sendero espiritual. Así fue que nos cruzamos en un punto de ese recorrido que no puedo revelar.