Read More

“Reencarnaciones” no es un libro. Es una obra. Un colectivo. Un encuentro con los sentimientos. Un choque. Adelante va Gabriela Nafissi. Sus cuentos son el traje a medida de las esculturas, dibujos y fotografías de Guillermo Rigattieri. Andrés Ceccarelli puso la música y Ramiro Navarro el arte audiovisual. Y llegamos al vino, que también nos convoca en este lugar. “Touché” fue creado por Marcelo Pelleriti en base a uno de los cuentos. Es una colección de botellas numeradas.
Mario Araniti, el músico, fue el encargado de presentar tamaño esfuerzo en la Alianza Francesa de Mendoza. El recordó el comienzo de esta historia. Usó el relato del Evangelio de San Juan “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). “Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros” (vers. 14). El inicio de esta historia estuvo acompañado por gran cantidad de gente. Poco importó el sábado caluroso. Primer cierre de lujo para esta etapa de Gabriela Nafissi, que juega con tus sentimientos y los pone en la garganta para apretarla hasta que te brote un signo de pregunta o una lágrima. Las obras de Rigattieri te demuelen. Te conmueven. Te gustan o no. Pero no te pueden pasar inadvertidas. Así es “Reencarnaciones”. Las que están, las que vendrán.

PUBLICADO POR PABLO PÉREZ DELGADO Y MARCELO BUSTOS HERRERA

Fuente: conexionagro.blogspot.com.ar



Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

(*)
@